Tómate un minuto para meditar

Muchas veces perdemos de vista lo importante que puede ser un minuto, sólo un minuto, de meditación.

Con un simple minuto de meditación podemos conseguir grandes cambios en nuestras vidas, por eso hoy quiero compartir este vídeo titulado Meditación de un Momento con vosotros.

Cómo meditar en un momento:

Para que puedas meditar en donde quiera que lo necesites, como cuando te sientes estresado, o cuando te sientes enojado, tal vez tienes problemas para dormir, o te sientes ansioso, o tal vez solo necesitas una nueva idea.

Como la meditación de un momento es solo eso, un momento de meditación, vamos a iniciar con un minuto.

Iniciamos con un minuto porque un momento pasa tan rápido que resulta muy difícil darse cuenta, pero un minuto es como un momento que podemos manejar, sabemos donde inicia y donde termina, así que es fácil de manejarlo.

Si estás listo podemos hacer el ejercicio del minuto ahora. Tal vez quieras cerrar la puerta o al menos decirle a los demás que no estarás disponible por el siguiente minuto.

No tienes que sentarte en una posición difícil, solo siéntate con los pies plantados en el piso. Trata de sentarte derecho, pero no rígido, es como si tu cabeza fuera levantada lejos de la corriente del mundo.

Piénsalo como atracción cósmica.

Ahora coloca tus manos en cualquier posición que sea balanceada, simétrica y de quietud.

¿Pero qué debo hacer con mi mente? Durante un minuto simplemente enfócate en tu respiración momento a momento.

Por supuesto que en este minuto te distraerás y eso es perfectamente normal, no significa que estés haciéndolo mal, pero en cuanto te des cuenta que te estás distrayendo solo regresa a tu respiración.

Cierra los ojos.

Sólo una cosa más… se puede sonreír.

En cuanto abras tus ojos date cuenta de cómo te sientes ahora. Tal vez un poco más fresco, un poco más despierto, un poco más abierto de la mente. Nada mal para un minuto.

Y mientras más lo practiques se pondrá mejor, pero por favor no realices este ejercicio por más de un minuto. Porque el punto es enseñarte que puedes hacer un cambio significativo en tu estado mental rápidamente, así que si lo haces por más tiempo estás haciendo trampa.

Con la meditación de un momento también puedes aprende hacerla portátil lo cual es muy útil, cuando estás haciendo cola, en el metro o transporte público, o atrapado en una reunión aburrida.

Con la meditación de un momento aprenderás a reducir la duración del minuto paso a paso, hasta que sólo tome un momento, y cuando puedes meditar en un momento, tu día entero puede estar lleno de meditación porque no toma tiempo en absoluto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *