Consejos para la presentación y defensa de la programación didáctica

tribunal2

Uno de los momentos que más les cuesta a los opositores de educación es la presentación y defensa de su programación didáctica, por eso hoy os damos unos consejos para ello.

Consejos para defender la programación:

  • Lleva varias copias para entregarlas el Tribunal, de este modo podrán seguir mejor tu exposición.
  • Mencionar por qué se programa o el por qué de nuestra programación.
  • Recuerda que la programación es un documento abierto y flexible que no sólo se puede cambiar sino que además se debe adaptar a la situación de nuestras aulas.
  • Relaciona bien los objetivos de la etapa con los de área y con los nuestros propios y todo ello con las competencias y los criterios de evaluación; debe estar todo integrado y relacionado; no se puede evaluar lo que no ha sido un objetivo claro o no se haya desarrollado claramente en las unidades didácticas.
  • Enfatizar el uso de las Nuevas Tecnologías en el aula o propón alguna actividad con ellas.
  • Menciona el Plan de Lectura y las actividades complementarias y extracurriculares.
  • En caso de que haya un lector o auxiliar de conversación en el centro, decir claramente cuál es su función, qué hace, cómo se reparten los alumnos…
  • Habla de la relación del profesor o del centro educativo con las familias de los alumnos (Ampas, reuniones…)
  • Cuando se centra el curso (contextualización) se suele decir qué edades tienen los alumnos, pero a veces se olvida que suele haber repetidores con más edad, inmigrantes, alumnos discapacitados …
  • Dejar claro, si tenemos alumnos con necesidades especiales o con cualquier tipo de discapacidad, inmigrantes con problemas en el idioma extranjero, alumnos de compensatoria, qué se ha trabajado con ellos, qué tipo de actividades se les ha proporcionado y da ejemplos claros.
  • Menciona los agrupamientos según las necesidades de la clase o de las actividades que se hagan, incluidas las actividades de refuerzo y de extensión.
  • Tratar el tema de la disciplina en nuestras aulas y en nuestra asignatura: normas, comportamientos que esperamos o exigimos, tiempo que dedicamos a trabajar esto en clase …, es un tema comprometido pero que no podemos eludir.

En la presentación de la unidad didáctica:

  • Menciona el tipo de agrupamiento en las actividades que se proponen.
  • Presenta actividades graduadas según dificultad de los alumnos.
  • Integra la corrección de tareas y la asignación de las mismas como parte de la dinámica de clase y mencionalo.
  • No uses todos los minutos de clase con las actividades, hay que contar con el tiempo que se pierde si movemos a los alumnos de sitio, o hacemos grupos, ponerlos a todos a trabajar y que se callen… así que debería quedar reflejado en la unidad.
  • Centra la unidad didáctica en el tiempo (al cominezo del curso, al final …). Menciona qué saben, de dónde partimos (aprendizaje constructivo) sobre todo si es una de las primeras unidades; a veces las primeras unidades no deben ir directamente a contenidos nuevos sino a repasar lo que traen del curso anterior
  • Si son unidades del final, pueden ser repaso de lo ya trabajado, no hace falta más materia nueva.

Fuente: Ecobachillerato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *